Trastorno Mixto de Ansiedad y Depresión

«Vivir con ansiedad y depresión es algo complejo, que es difícil de explicar. En un momento deseas salir corriendo de todo el mundo, luego sientes culpa por todo lo que haces y dejas de hacer y sigues con una depresión, que te dan ganas de morirte de una vez por todas.

La gente alrededor no te comprende y te dicen: «cambia esa mentalidad y deja de quejarte», «tu eres muy negativo y la vida es linda», «te gusta y encanta hacerte la víctima» y, «finalmente la gente que te juzga no tiene la culpa porque no conviven con la enfermedad».

En 2012 arranqué con ciertos ataques de ansiedad en el cine y en el transporte público y el tema empeoró con un evento de ansiedad muy fuerte un domingo en la mañana: transitaba las calles y era realmente insoportable tener algún contacto humano.

Llegué a estar con medicamentos como clonazepam, y prozac, y luego de renunciar a muchos trabajos, destruir muchas relaciones personales y probar de todo para mejorarme (incluso entrar a una iglesia cristiana), encontré un camino mejor: en una de esas crisis por no dormir del 2016, ingresé a terapias con la doctora Angélica.
Debo admitir que había días que no deseaba ir y que en muchas sesiones, pensaba que la cosa no iba a mejorar, pero luego de seis meses trabajando con ella, sucedió algo mágico, el tratamiento funcionó. Encontré las causas de mi enfermedad y pude enfrentarlas, para seguir con mi vida.

Hoy escribo estas lineas, como testimonio y agradecimiento. La verdad espero que alguien que esté buscando un camino que le traiga algo de alivio a su vida, lea este mensaje y trabaje con Angélica Gómez. Es de esas personas que nacieron para mejorar la vida de los otros, para iluminar caminos, sin esperar mucho a cambio. Yo veo una persona dispuesta ayudar, y esto me brindó la suficiente confianza para trabajar con ella».

Bogotá D.C., Colombia